Aspiraciones y otros animales de la misma especie

Mi primer trabajo me marcó de por vida, no por el trabajo en sí, si no por las aspiraciones que descubrí tenian mis compañeros. 5 años atrás trabajaba en una copistería en la que cada mes aparecían dos o tres compañeros nuevos (y se iban otros tantos), por lo que pude conocer a muchas personas. Pero a quién más recuerdo es a Bea. Una tarde hablando del futuro, de donde nos gustaría trabajar, me dijo: “Me encantaría ser cajera del Mercadona, pero tiene que ser muy dificil que me cojan. Mejor me conformo con donde estoy.” En ese momento no…

Leer más